Buscar este blog

Cargando...

domingo, 13 de julio de 2008

Plegamiento de proteínas (II)

Bueno como os comentaba ayer los experimentos de Anfinsen se demostraron "in vitro", en un medio donde tan solo se encontraban en el medio las proteínas, ello facilitó el plegamiento de las proteínas por si solas, mediante la propia secuencia de aminoácidos, pero el citosol está lleno de moléculas que pueden interferir en el plegamiento y dar lugar a plegamientos incorrectos.

En las células hay una serie de proteínas que contribuyen al plegamiento. Estas proteínas son las carabinas moleculares.

Las carabinas moleculares se unen a la proteína naciente para evitar plegamientos incorrectos e interacciones con otras proteínas del medio intracelular.

Existen diferentes tipos de carabinas moleculares, pero básicamente se pueden clasificar en dos grupos, chaperonas y chaperoninas. A grandes rasgos y sin entrar en detalles, para no agobiar a los lectores del blog, se diferencian unas de otras en que las chaperoninas proporcionan una cavidad explícita para el plegamiento de las proteínas, mientras que las chaperonas no.

Ambas proteínas detectan  las proteínas mal plegadas, ¿cómo? muy fácil, la mayoría de las proteínas mal plegadas, por no decir todas, tienen resíduos hidrofóbicos hacia el citosol, cuando esto es termodinámicamente desfavorable en un medio altamente polar cimo es el citosol. Cuando detectan estos resíduos hidrofóbicos y se unen a ellos proporcionándoles tiempo para que se plieguen de forma correcta. Esto lo hacen sin gasto de ATP directo, sí que es cierto que lo usan pero es para realizar cambios conformacionales y facilitar el plegamiento. En el caso de las chaperoninas funcionan con el siguiente ciclo:

chaperonas

Imagen extraída de Principios de Bioquímica, LEHNINGER 4ªedición

En  este caso DnaK es la carabina molecular y DnaJ es la cochaperonina, que interviene en la hidrólisis del ATP a ADP y su intercambio de nuevo a ATP. Si después de este ciclo aún no se ha plegado se vuelve a unir otra DnaK y empieza el ciclo de nuevo hasta que esté plegada del todo.

 

Este es el caso de las chaperonas, pero nos falta comentar las chaperoninas, aquellas que proporcionan una cavidad para plegarse, pero esto lo dejaremos para el próximo día, así que...continuará...

No hay comentarios :