Buscar este blog

Cargando...

miércoles, 13 de agosto de 2008

El origen de la vida

Ayer estaba haciendo zapping por la tele-basura que se emite por España cuando de repente vi en un canal autonómico, uno de esos secundarios que nadie suele ver porque se emiten repeticiones, programas de deportes...etc, un documental titulado VIDA.

 

Al ver el título, como buen futuro biólogo, me detuve por unos instantes para ver de que hablaban y he de decir que me quedé hasta el final, realmente me sorprendió. Normalmente los documentales que se emiten en televisión son de carácter naturalista, van dirigidos a gente que no estudia biología, y en ocasiones se dicen aberraciones de las que sólo nos damos cuenta los que estamos un poquito metidos en el tema.

 

image003 Sin embargo anoche trataron el origen de la vida de una forma muy correcta y accesible para todos, y remarcaron aspectos muy importantes como los experimentos de Miller, la selección natural, el paso de un medio anoxigénico a un medio oxigénico y el brutal impacto que esto supuso...

 

Todos estos conceptos, ya algunos más, que en perfecta armonía dieron lugar a un documental de divulgación bastante bueno, tan bueno que me hizo retomar algunas reflexiones que ya había tenido.

 

Todo lo que somos hasta ahora ha sido producto del azar, desde los primeros aminoácidos que aparecieron por aquel "caldo de cultivo" primitivo que era la tierra, pasando por LUCA (Last Universal Common Ancestor), los animales más primitivos (como los poríferos) hasta los más complejos (como los mamíferos más elevados en la escala evolutiva). Todo, absolutamente todo ha sido producto del azar. Los seres humanos somos los únicos capaces de hacer frente a ese azar, podemos hacer frente (en parte) a la selección natural, y enfermedades con las que en otras épocas no hubiésemos llegado ni al año de vida ahora se pueden paliar con medicamentos, pero recordemos que si estas enfermedades tienen el más mínimo origen genético serán transmitidas y por tanto estos genes disminuirán la calidad de los genes de la población en conjunto.

 

La variabilidad genética en humanos es prácticamente nula, y esto puede tener ventajas a la hora de sincronizarse entre sí, de cooperar, de reproducirse...pero también desventajas, ya que el más mínimo cambio al que no pudiésemos hacer frente provocaría fuertes estragos en la población. Hasta el momento hemos modelado el entorno en el que vivimos a nuestro antojo, cuando tenemos frío nos resguardamos, tenemos calefacción...cuando hace calor también...tenemos supermercados, cultivos...tenemos de momento la subsistencia garantizada...pero imaginemos un cambio en el ambiente al que no pudiésemos hacer frente... en ese momento las posibilidades de supervivencia de nuestra especie estarían muy mermadas, no habría posibilidad alguna de adaptación y lo más seguro es que nos viésemos abocados a la extinción.

Cuanto más pienso en lo que nos rodea, más fascinante me parece lo que hemos llegado ha ser...no me cansaré de repetir esta frase: "La vida es fascinante"

No hay comentarios :