Buscar este blog

Cargando...

sábado, 6 de junio de 2009

Parásitos, herramientas realmente útiles

Cuando escuchamos la palabra parásito directamente lo asociamos a términos negativos, perjudiciales. Es cierto que el parasitismo tiene una gran importancia a nivel sanitario por su capacidad para producir patologías, tanto en humanos como en animales de gran interés para la alimentación…Pero también es cierto que en muchas ocasiones estos parásitos pueden ser una excelente herramienta.



Una de las formas es usar a los parásitos como marcadores biológicos.

 


En ecología en muchas ocasiones es necesario seguir una población de individuos  y para ello primero se tiene que realizar un a captura, y posteriormente cuando pase un tiempo recapturas para seguir aquellos animales que marcamos.

Pero hay otra solución mejor. La utilización de una especie parásita como marcador, ya que en muchas ocasiones una población de hospedadores determinada presenta un parásito en concreto y que no se presenta en las demás, o el parásito tiene una prevalencia determinada…

De entrada ya tiene diferentes ventajas sobre el marcaje artificial, como es una gran cantidad de hospedadores marcados sin realizar una captura previa, son apropiados para especies delicadas ya que en ocasiones el marcaje artificial altera el comportamiento normal y de alguna manera está alterando nuestro estudio. En cuanto al aspecto económico es indudablemente barato (viene de serie con el hospedador) y evitamos dolores de cabeza en tener que buscar un marcador, que no dañe al hospedador, que no lo haga más susceptible de ser depredado, y un largo etcétera.

Actualmente está en uso y permite una mejor gestión de cuotas pesqueras así como combatir la pesca ilegal no declarada y no reglamentada (es sólo uno entre muchos ejemplos).



Un ejemplo de este último caso fue el de un señor de la Isla de Vancouver que vendía salmones en una época en que el lago más cercano había terminado la veda para la pesca y estaba prohibida. Las autoridades al preguntarle sobre la procedencia de los peces se defendió diciendo que los había pescado de un lago que estaba más alejado y en donde sí se permitía la pesca.



¿Quién tenía razón? ¿Cómo diferenciar si los salmones eran de un sitio o de otro si todos son idénticos?

20080708174233-culpable A simple vista es imposible decir si los salmones pertenecen a un lago o a otro, pero da la casualidad que la prevalencia (número de salmones que presentan el parásito) para el parásito Myxolobus articus era diferente en ambos lagos. Se comparó la prevalencia del parásito en los peces que vendía el señor y se comprobó que era equivalente a la prevalencia que presentaban los salmones del lago en que estaba prohibido pescar y por tanto se le declaró culpable.

Por tanto los parásitos no tienen sólo carácter negativo, en muchas ocasiones pueden ser una herramienta verdaderamente útil.

No hay comentarios :