viernes, 20 de noviembre de 2009

LAS BORRACHERAS DE ANÍS LAS MÁS PELIGROSAS

anis tenis Pues sí, tal y como dice mi profesora de Introducción a la Bioquímica Clínica muchos de vosotros habréis oído dicha expresión en boca de personas mayores, y no tan mayores…

Para los que no lo conozcáis el anís es un licor que se obtiene a partir de la destilación  de las semillas de anís, por tanto tiene una elevada gradación alcohólica, pero además es extremadamente dulce, incluso puede llegar a caramelizar en el tapón de la misma botella si lleva un tiempo sin ser abierta.

Pues bien, la ingesta de esta bebida en un periodo de tiempo relativamente corto puede dar lugar a un estado de embriaguez un poco diferente al que solemos estar habituados ya que aquí nos vamos a encontrar con dos factores. Por un lado al propio efecto del alcohol, y por otro lado al efecto de hipoglucemia producido por la bebida.

Sí, no me he equivocado, he dicho hipoglucemia, falta de azúcar. Y muchos de vosotros os preguntaréis: ¿Pero cómo puede ser si la bebida es extremadamente azucarada?

Como todos sabéis la situación de normoglucemia en sangre viene regulado principalmente por dos hormonas que son sintetizadas en el páncreas endocrino, por un lado la insulina (con efecto hipoglucemiante promoviendo la absorción de azúcar de la sangre por las células) y por otro lado el glucagón (promoviendo la salida de glucosa a la sangre desde las células) evidentemente hay muchos otros procesos, pero con esto nos basta para entender lo de hoy.
control-glucosa
Los azúcares del anís son de absorción rápida, de manera que son absorbidos de forma muy rápida por el intestino, de manera que se dispara la glucosa en sangre y páncreas sintetiza insulina. Este pico de insulina produce una absorción de la glucosa en sangre por parte de las células promoviendo el anabolismo, formación de glucógeno, inhibición de la lipolisis, etc.. El problema es que la glucosa se elimina de la sangre mucho más rápido que la insulina, de manera que el pico de insulina producido por el páncreas no decae a pesar de que la glucosa ya ha sido absorbida y esto produce una bajada de azúcar en sangre mucho más pronunciada entrado en un estado de hipoglucemia.

Pero además, para más inri la presencia de etanol en las células cambia el ratio NADH/NAD impidiendo la gluconeogénesis (síntesis de glucosa de “novo” a partir de otras moléculas precursoras) ya que la reacción de detoxificación consume NAD+ favoreciendo la conversión de piruvato a lactato reduciendo el pool de piruvato disponible para la síntesis de glucosa.

Esta disminución de glucosa en sangre desencadena respuestas a diferentes niveles, por un lado a nivel hormonal promoviendo la secreción de hormonas que estimulen la salida de glucosa a la sangre, que a parte del glucagón son hormonas características de situaciones de estrés como las catecolaminas. Se activa el sistema nervioso parasimpático, se incrementa el flujo de sangre al cerebro que ya empieza a notar la falta de glucosa, aumenta el ritmo cardíaco…hasta el punto que puede producir daños cerebrales irreversibles, favoreciendo aún más el coma etílico.

coma-etilico

Con lo inocente que parece el anís…y lo peligroso que puede llegar a ser siempre y cuando no se beba con moderación…

6 comentarios :

ivaj "el gelfing" dijo...

Supongo que este razonamiento será válido para cualquier bebida alcoholica muy dulce, como Licor 43 o Mistela, ¿no?

David Talens Perales dijo...

Si, cualquier licor rico en azúcar produciría el mismo efecto...Gracias por tu comentario

Santiago Limiñana dijo...

Hola David, deberías aprender un poco más sobre anises, pues no todos son dulces. Precisamente el que muestras en la foto es seco no es dulce como comentas, por lo que si te refieres a ese anís concretamente me parece que o te han pagado para que digas eso o efectivamente desconoces la bebida de la que hablas. Antiguamente una de las bebidas más consumidas era el anís, por lo que surgieron muchos "fabricantes" sin escrúpulos que hacían anís con cualquier cosa menos con anís en grano o de badiana. De ahí que al beberlo provocase resacas tan malas y no precisamente por el azúcar. Esto fue lo que le dio tan mala fama al anís.
Hoy en día esto está pasando con otras bebidas de moda, como el whisky o la ginebra, que por hacer la bebida lo más económica posible utilizan materias primas de dudoso estado y procedencia. Estas son las llamadas bebidas de garrafón que en su mayoría se envasan en garrafas sin etiquetar o sin cumplir con la reglamentación de etiquetado.
Es por lo que, para evitar confusiones, deberías utilizar una foto que no haga referencia a una marca concreta o por lo menos utilizar una imagen de una bebida altamente azucarada como mencionas. Un saludo.

Carlos Farias dijo...

Y la resaca es más fuerte.

Anónimo dijo...

Yo recuerdo que desde hace mas de 90 años , mi abuelo tomaba el anis dulce en cafe, canela jugos y todo muy frecuente pero en pequeñas raciones, el vivio mas de 90 años , yo no digo que es bueno o malo , solo que en exceso toda bebida Alcoholica es dañina

Sherlock dijo...

Sr. Talent Perales:

Muy interesante su artículo. Quisiera añadir algo. Dice Vd. que los licores de anís son de alta graduación. En realidad son de graduación media. Por ejemplo, el anisete de Burdeos, o sea el conocido vulgarmente con el nombre-marca de Marie Brizard, tiene el 25 % de alcohol; el anís de los Ocho hermanos, el 30 %. El anís del Mono no lo conozco, pero es muy probable que tenga una graduación o porcentaje etílico similar.

Asimismo, el fruto del anís verde tiene virtud estimulante del cerebro, lo cual significa que tomado en gran cantidad, aunque sea en tisana, y pasando de cierto límite, es neurotóxico. Por ello cuando en algún manual de fitoterapia o de plantas medicinales, en especial los antiguos, se dice que el anís es un "fruto inocente" y que por ello se puede tomar en la cantidad que se deseare, es un error. La dosis de anís verde por cada taza de tisana de debe pasar de una cucharadita colmada. Lo mismo va para el ajenjo y el poleo. Estos contienen tuyona y por eso son más tóxicos que el anís.

Quisiera tenga Vd. a bien escribir un artículo sobre los efectos peligrosos del licor de ajenjo o absenta. Por dichos efectos fueron prohibidos hace mucho en Francia, en Argentina y en otros países, aunque no es España. Sería muy interesante nos hablara Vd. sobre este licor. Queda Vd. invitado a mi sitio web. ¡Saludos!
http://conocimientosutilescuriosos.blogspot.com.ar/