Buscar este blog

Cargando...

miércoles, 24 de agosto de 2011

Parásitos que excitan las ratas en el peor momento

Pues sí, como veis la naturaleza es maquiavélica y cruel,  y este es un ejemplo de cómo de retorcido puede ser el desenlace de una coevolución parásito/hospedador en este caso. Normalmente las ratas huyen de aquellos lugares en los que está presente el olor a orina de gato, y si no huyen activan al máximo todos sus sentidos para una rápida huida en caso de un ataque repentino. ¿Pero qué ocurre con las ratas infectadas con Toxoplasma gondii?

El olor a gato despierta de forma innata un estado de alerta y de defensa en las ratas, desde la primera vez que lo huelen. No obstante, tal y como han descrito unos investigadores de la Universidad de Stanford, no ocurre lo mismo con los ratones que han sido infectados por el parásito Toxoplasma gondii.

Para entender un poco más qué es lo que está ocurriendo vamos a ver un poco quién es este parásito y cuál es su ciclo vital…Seguro que muchos de los lectores tenéis gatos en casa y conoceréis la toxoplasmosis. Si bien es cierto que el gato es el hospedador definitivo, porque necesita parasitar su intestino para reproducirse de forma sexual y cerrar el ciclo, hay otros intermediarios como por ejemplo la paloma o la rata.File:Toxoplasmosis life cycle en.svg

Los investigadores se han centrado en el caso de la rata. Éstas separan el comportamiento “defensivo” del comportamiento “reproductivo” teniendo rutas neuronales diferentes. Es evidente que ante un estado de alerta y de amenaza la rata no va a preocuparse por su reproducción y será suficiente con que supere el ataque y sobreviva.

No obstante en aquellas ratas que han sido infectadas por toxoplasma se observa que, ante una señal de alerta como es la orina de gato, ocurre todo lo contrario. Las ratas infectadas prefieren los entornos con olor a gato y se reproducen y habitan esas zonas. Esto se debe a una manipulación que realiza el parásito sobre el sistema nervioso central de la rata, más concretamente estimulando regiones del área límbica que se relacionan con un estado “defensivo” y un estado “reproductivo” tal y como han demostrado los estudios de la actividad neural a través del gen marcador c-fos.

image

Tal y como podéis ver en la imagen superior, extraída del propio artículo se puede ver como la respuesta de la rata ante el olor de gato, cuando está infectada por toxoplasma (D), es la misma que cuando de detecta el olor de la hembra (B), es decir, de aproximación, quedando la ruta de huida enmascarada.

Esta manipulación del parásito a su hospedador lo beneficia claramente, ya que si las ratas bajan la alerta y se acercan a esas zonas donde huele a orina de gato es más probable que sean cazadas y consumidas. De esta manera el parásito tiene más posibilidades de alcanzar su hospedador definitivo y por tanto de completar su ciclo vital que culmina con la fase de reproducción sexual. Curioso, ¿verdad?

Os dejo la referencia al artículo:

House PK, Vyas A, Sapolsky R, 2011 Predator Cat Odors Activate Sexual Arousal Pathways in Brains of Toxoplasma gondii Infected Rats.PLoS ONE 6(8): e23277. doi:10.1371/journal.pone.0023277

3 comentarios :

Anónimo dijo...

Jajaja nunca dejarán de sorprenderme los parásitos. Muy bueno el artículo

Anónimo dijo...

Aqui os dejo un link con mas ejemplos de modificación de conducta del huesped por el parásito... y más cosas interesantes...

http://sciencefictionbiology.blogspot.com/2006/10/parasites-that-control-behavior.html

Anónimo dijo...

el toxoplasma gondi en los hmanos afecta sus ojos y el entorno de estos, tal vez sea que las ratas al producirles seguera esta afectaciòn oftalmica no sepan a donde uir - luis 2011-