Buscar este blog

Cargando...

sábado, 13 de octubre de 2012

Desarrollan una glándula tiroides a partir de células madre

 

imgresComo muchos de vosotros sabréis esta misma semana se ha dado el premio Nobel de fisiología a John B. Gurdon y Shinya Yamanaka por descrubrir la forma de transformar células en cualquier tipo de tejidos. Parte de esta tecnología es la que se ha utilizado en la investigación que os muestro en el título. En este caso han logrado desarrollar una glándula tiroides “in-vitro” y la han transplantado en ratones sin tiroides, consiguiendo que se regenere la producción de hormonas.

Para los que no lo sepáis el tiroides es la glándula encargada de secretar la thyroid parathyroidtiroxina (T4) y la triyodotironina (T3). Esta glándula está controlada por el hipotálamo y por la pituitaria, y se encarga del control del metabolismo basal y del crecimiento. Pero sobre todo, su importancia recae en el control sobre otros sistemas del organismo. Algunos de estos ejemplos son el incremento de la termogéneis y el consumo de oxígeno, participan en la síntesis de muchas proteínas, intervienen en el metabolismo de los lípidos y un largo etc…

El problema viene cuando esta glándula empieza a fallar por exceso o por defecto. En el caso de funcionar por exceso se induce un aumento global del metabolismo, con una elevación del gasto energético, mayor consumo de oxígeno, etc.

Por otro lado está el hipotiroidismo, cuando hay un defecto de esta hormona, esto ocurre cuando el tiroides empieza a fallar y el título con el que abrimos esta entrada podría ser un halo de esperanza para esta gente.

Antonica y sus compañeros del laboratorio de Sabine Costagliola de Bruselas han conseguido diferenciar células tiroideas a partir de células madre embrionarias que construyeron un tejido capaz de producir hormonas. Posteriormente este tejido fue transplantado con éxito a ratones que carecían de tiroides.

Esto es posible en ratones, pero tal y como advierte uno de los investigadores, a la hora de aplicar en humanos habría que superar ciertas trabas. Hay que tener en cuenta que para lograr esta diferenciación es necesario manipular genéticamente las células embrionarias, y para aplicarse en humanos debería conseguirse dicha diferenciación sin tener que “intervenir" genéticamente. No obstante sin duda abre el camino hacia futuros progresos.

Referencia

Francesco Antonica, Dominika Figini Kasprzyk, Robert Opitz, Michelina Iacovino, Xiao-Hui Liao, Alexandra Mihaela Dumitrescu, Samuel Refetoff, Kathelijne Peremans, Mario Manto, Michael Kyba, Sabine Costagliola. Generation of functional thyroid from embryonic stem cells. Nature, 2012; DOI: 10.1038/nature11525

3 comentarios :

Ramiro Pérez Alvarez dijo...

La aplicación del método científico le genera al hombre conocimiento verificable. Hoy tiene toda la información para la manipulación de la vida. El genoma plantea el reto de moldear la conciencia universal.

Anónimo dijo...

mi hija tiene hipotiroidismo y quisiera saber si las células madre pudieran mejorar su calidad de vida, pues tiene otras enfermedades entre ella escoliosis idiopática . gracias

Anónimo dijo...

Gracias por compartir este contenido tan interesante acerca del estudio de las celulas madre mediante el uso de ratas.