Buscar este blog

Cargando...

lunes, 3 de febrero de 2014

Pluripotencia gracias a un baño ácido

imageConvertir cualquier célula diferenciada en pluripotente ha sido desde hace unos años uno de los objetivos más perseguidos por parte de los investigadores en biología celular. De hecho en el año 2006 se reportó una técnica capaz de dar lugar células embrionarias a partir de casi cualquier célula del cuerpo mediante la reprogramación genética, son las conocidas como células iPS de las cuales ya hablamos una vez en el blog (aquí) y que ha dado el Premio Nobel a sus autores. Ahora ocho años después de este descubrimiento lo que se conoce como serendipia ha dado a la luz un método mucho más sencillo.

clip_image004¿Que qué es serendipia? La serendipia es descubrir algo por casualidad. Muchas veces los científicos no van detrás de lo que descubren, mientras están persiguiendo un objetivo surgen resultados que son sorprendentes y que en ocasiones responden a respuestas cuyas preguntas no se habían planteado.

Investigadores japoneses observaron que al manipular células con las propias pipetas adoptaban una nueva morfología similar a la de las células madre. Entonces se plantearon. ¿Podrían ciertos estreses revertir células diferenciadas a pluripotentes?

Probaron a someter las células ayuno, el calor, un entorno elevado de calcio, pH bajo y a presión. Tras realizar estos experimentos se analizó la presencia de marcadores de pluripotencia, es decir, genes que son activos en células madre y vieron cómo algunos de ellos empezaban a transcribirse. Pero claro, una célula pluripotente no lo es hasta que puede dar lugar a cualquier célula de un organismo, de tal forma que una vez desdiferenciadas pueden dar lugar de nuevo a un individuo completo. Para demostrarlo se inyectó un marcador fluorescente y, al desarrollar un embrión a partir de estas células, se vio como iban formando diferentes tipos de tejidos.

Sin duda se trata de un gran avance ya que la reprogramación celular porque tan sólo depende de someter a las células a un baño ligeramente ácido (por ejemplo) y ya no hay que inyectar oncogenes mediante lentivirus, técnica controvertida al haber dado lugar a tumores con el paso del tiempo.

Aquí tenéis un ejemplo más de cómo la suerte a veces se alía de la constancia para dar lugar a nuevos descubrimientos, no puedo imaginarme lo mal que lo pasaría el investigador para demostrar que el resultado era algo real y no un artefacto.

Link artículo: http://www.nature.com/news/acid-bath-offers-easy-path-to-stem-cells-1.14600

No hay comentarios :