Buscar este blog

Cargando...

lunes, 29 de junio de 2009

¿Son las plantas capaces de sentir vértigo?

 

 

No creáis que ya he terminado los exámenes, ni mucho menos, me quedan aún 5 días hasta el día del juicio final que se corresponde con el examen de Fisiología Vegetal.

Tal vez el título no sea muy afortunado, por supuesto las plantas no padecen esta patología, y ni si quiera tienen equilibrio, pero sí que son capaces de percibir la gravedad y orientarse con respecto a ella.



Si cogemos un tubo de ensayo, con un algodón empapado y hacemos germinar una pequeña semilla, de avena por ejemplo, y cambiamos la posición del tubo en 180º, es decir lo ponemos boca abajo, veremos como la raíz siempre tiende a crecer a favor de la fuerza de la gravedad.



Esta capacidad se conoce como gravitropismo positivo y se da en las raíces por la participación de unas células especializadas en detectarla, los estatocisto. Estas células quedan situadas en la cofia radical. 

La única forma de percibir la gravedad es a través del movimiento de un cuerpo que cae o sedimenta, y este cuerpo en los estatocisto (o al menos en la mayoría de ellos) corresponde a los amiloplastos. Estos amiloplastos sedimentan sobre la base de la célula cuando están en posición vertical, apoyados sobre el RE. Cuando la orientación es horizontal con respecto del eje mayor de la planta los estatolitos se reorientan con respecto de la gravedad y cambian su posición provocando una presión desigual en el RE. image

Esta claro que la célula puede percibir la gravedad, pero ¿cómo se orienta la raíz?. Aquí es donde entran en juego las auxinas

Cuando los estatocistos descansan por igual sobre el RE la auxina es transportada a la raíz a través del cilindro vascular y se distribuye por igual en ambos lados de la cofia radical, de manera que llega por igual a la zona de elongación del córtex, donde regula la elongación celular y el crecimiento es uniforme (la raíz crece recta).

Cuando se modifica la raíz en posición horizontal los estatolitos cambian de posición y la presión que producen sobre el retículo endoplásmico (RE) es mayor en un lado de la cofia que en el otro. Esto provoca que haya una mayor concentración de auxinas en el lado sobre el cuál descansan los estatolitos, disminuyendo la concentración de estas en el lado opuesto. Como las raíces presentan crecimiento a bajas concentraciones de auxinas las células del lado de la raíz en donde la concentración de auxinas es menor sufre una mayor elongación, dando como resultado una reorientación de la raíz que de nuevo se dispone en el mismo sentido que la fuerza gravitatoria, al parecer uno de los elementos que participan en la transducción de la señal es el calcio, y como sabéis uno de los principales compartimentos es el retículo endoplásmico, de manera que una presión diferencial en el RE podría causar “fuerzas” de estiramiento de la membrana que podrían abrir un mayor número de canales de salida de Ca, incrementándose así su concentración en uno de los lados y favoreciendo el transporte de auxinas diferencial.image

Como veis las plantas poseen un sistema de percepción de la gravedad bastante similar al de la percepción del equilibrio que se presenta en muchos animales que poseen un órgano con células que contienen mecanorreceptores y estatolitos (cuerpos sólidos) que se mueven dentro de la cavidad según  la posición del animal con respecto de la gravedad. No somos tan diferentes en algunas cosas…

 

 




TAIZ, L., y ZEIGER, E., 2006. Auxinas: La hormona del crecimiento. En: Fisiología vegetal. Ed: Publicacions de la Universitat Jaume I Castelló. Castellón. pp. 808-879

3 comentarios :

Anónimo dijo...

La naturaleza es tan curiosa en algunos aspectos... siempre nos han explicado que las raíces presentan gravitropismo porque tienen estatolitos, pero el resto del mecanismo nunca lo había leído...
Muy buena la entrada!
Saludos!
Xan

Vero dijo...

Jelou :)

Muy buena la entrada of course. Ya verás como va bien el examen (que yo hice dos veces, por cierto).

Consuélate, yo me examino pasado mañana de toda la carrera y un poco más, y termino mis exámenes el 22 de julio (como máximo). Le rezo encarecidamente al monstruo de las galletas porque el infierno termine antes xD

Un besito y a por ellos que son pocos y están desarmados ;)

David Talens Perales dijo...

En ese caso te compadezco, pero yo ya estoy que no puedo más...jaja