Buscar este blog

Cargando...

miércoles, 9 de diciembre de 2009

La vida en un grano de arroz

Sitophilus orizae, vulgarmente conocido como el gorgojo del arroz, es un pequeñísimo coleóptero de la familia Cucurlionidae y habitante de los granos de arroz, en donde lleva a cabo todo su ciclo vital, que dura unos 26 días.


Todo comienza en el campo, cuando un adulto realiza la puesta en las espigas, de manera que el grano de arroz ya entra en el almacén infestado por el insecto en algún estado. En el almacén, una hembra seleccionará un grano y en el punto que considere más adecuado, abrirá una pequeña galería en cuyo fondo situará un único huevo, a continuación cerrará la galería con un líquido que solidifica en contacto con el aire y allí permanecerá la larva, se transformará en pupa y más tarde en adulto, completando de este modo su ciclo vital.
El adulto, capaz de abandonar el grano de arroz, se puede alimentar de harinas y granos triturados, pero las larvas sólo pueden habitar en el interior de granos de arroz enteros y con un determinado tamaño.


Este curioso insecto se considera una plaga de almacenados y se puede combatir con una humedad controlada (12%) y aireando las naves de almacenamiento para evitar que se lleve a cabo fermentación y disminuya así la temperatura. En el momento previo al envasado del producto se lleva a cabo una fumigación con fosfamina, cuyos efectos durarán aproximadamente un mes. Con ello y con el envasado al vacío se asegura que durante el tiempo en que el producto es trasladado a los comercios y vendido no aparezcan organismos, pero en el momento en que deshacemos el vacío en casa y la temperatura se convierte en agradable…podría continuar su ciclo vital.

3 comentarios :

Anónimo dijo...

hola,
he descubierto gorgojos en un paquete de arroz integral que adquirí hace poco,no sé si ya los tenía,o se desarrollaron después,quería saber si hay alguna manera de eliminarlos sin tirar el arroz,o hay que tirarlo,en otras palabras,si son peligrosos para la salud..gracias

Chantal Deruelle Micó dijo...

Hola, la cruda realidad es que algo de proteína animal siempre puede quedar en los paquetes, porque ten en cuenta que las medidas para acabar con estos "bichitos" no pueden ser dañiñas para los consumidores, de modo que según tengo entendido, los empresarios se aseguran que cuando compres el paquete de por ejemplo arroz, no haya organismos, al menos visibles, la tinta de las bolsas muchas veces lleva repelentes, para evitar que aparezca vida allí dentro. Se aseguran que por los menos en dos o tres meses no aparezca nada allí dentro. Pero cuando en casa lo abres y lo dejas almacenado, como su ciclo se lleva a cabo dentro de los granos pueden surgir en cualquier momento. Mucha gente opta por almacenar los paquetes en la nevera, ya que en frío estos organismos no salen y mueren. Morirte no te vas a morir por comertelos...yo lo tiraría, o si no hay muchos y no eres aprensiv@, los puedes quitar...

Anónimo dijo...

Yo simplemente los he puesto en el microondas durante tres minutos y se han muerto pues la temperatura aumenta por encima de 60 grados y permanece varios minutos.