Buscar este blog

Cargando...

sábado, 29 de mayo de 2010

El proteasoma, una gran planta de reciclaje

La verdad es que estos últimos días, tanto yo como mi compañera estamos muy ocupados con las tareas de la Universidad. Se acercan los exámenes y nos están bombardeando con trabajos y seminarios. Sin embargo intentamos sacar tiempo de donde sea para intentar mantener esto a flote, aunque he de decir que muchas veces las ideas son escasas. Ayer mismo asistí a un seminario de una de mis compañeras de clase de Biología Celular que hablaba sobre el proteasoma, y entonces me di cuenta que en todo este tiempo no se ha dedicado ninguna entrada a este orgánulo/complejo multiprotéico en este blog, a pesar de que juega un papel esencial en la célula.

10798pi001.jpg El proteasoma es el encargado del recambio celular. Los ribosomas continuamente están traduciendo proteínas que son necesitadas por la célula en cada momento, pero estas proteínas tienen una vida finita o deben ser degradadas para permitir un cambio en la expresión génica. Aquí es donde entra en juego el proteasoma. Los aminoácidos son moléculas caras de sintetizar, muchos de ellos provienen de largas rutas metabólicas con altos costes en forma ATP y poder reductor, además del esfuerzo que supone para la célula mantener todos estos enzimas en su genoma. En algunos casos, como en los humanos, algunas de estas rutas se han perdido y es cuando aparece el concepto de aminoácidos esenciales, que tan sólo se pueden obtener mediante la dieta. Por eso es necesario reciclar los aminoácidos de esas viejas proteínas.

El proteasoma es el ejecutor, pero las proteínas que van a ser degradadas tienen que ser reconocidas por el proteasoma. De esto se encarga un conjunto de proteínas, E1, E2 y E3 que van a añadir una señal a las moléculas destinadas a su degradación vía proteasoma. Esta señal es un péptido llamado ubicuitina. Todas aquellas proteínas marcadas con este péptido son captadas por los proteasomas y son desplegadas a medida que son introducidas en su interior. Este complejo tiene distintas actividades proteolíticas que van a convertir una proteína en pequeños péptidos e incluso monómeros que podrán ser cargados de nuevo a los t-RNA correspondientes para la síntesis de nuevas proteínas por parte de los ribosomas. Este complejo está altamente regulado permitiendo actividades proteolíticas concretas en cada momento dando un tipo de péptidos u otros.

Lo más curioso es que a pesar de su importancia en los libros de biología, sobre todo de la ESO y Bachillerato, al menos los que yo tenía y tampoco hace tanto de eso, no los trataban con demasiado interés. Aquí tenéis un video que resume muy bien el proceso:

 

1 comentario :

claudia dijo...

tu blog esta muy interesante ,lo del proteasoma es muy interesante me ayudo mucho ,si tuvieras mas informacion sobre proteasoma podrias colgarlo o mandarmelo a mi mail eso me ayudaria bastante para mi trabajo de informacion y te agradeceriamos bastante no solo yo si no todos los interesados en la biologia (clau_pgm@hotmail.com)