Buscar este blog

Cargando...

martes, 21 de junio de 2011

Reflexiones de un licenciado



Esta entrada poco tiene que ver sobre biología, pero sí sobre la vida…así que advertidos quedáis, quien quiera leer mis atormentadas reflexiones adelante…quien no quiera que obvie esta entrada y espere contenidos más biológicos.

Después de cinco duros años de trabajo, de estudio, de sacrificar momentos en mi vida, puedo decir que he terminado la carrera, es cierto que aún quedan papeleos y tal, pero sí, estáDespués de cinco duros años de trabajo, de estudio, de sacrificar momentos en mi vida, puedo decir que he terminado la carrera, es cierto que aún quedan papeleos y tal, pero sí, está terminada.

Muchos de los atrevidos que ahora estáis leyendo estas líneas tal vez estéis a punto de empezar, otros tal vez estéis en la misma situación que yo y también es probable que a otros estas líneas les hagan rememorar tiempos mozos, pero sin duda estaréis de acuerdo conmigo que terminar la carrera es uno de esos momentos que marcan una etapa de tu vida.

Existe la falsa creencia que con la carrera termina todo, uno ya ha estudiado toda la teoría, ha hecho prácticas y está preparado para comerse el mundo. Tal vez sea cierto en algunas carreras, pero en el caso de la biología, al menos para aquel que quiera hacer ciencia, con el fin empieza todo ya que durante estos años has estado cavando los cimientos que deben soportar todos los conocimientos resultantes de tu investigación a lo largo de los años.

Si ahora mismo me detengo en el camino y miro hacia atrás llego a la conclusión de que he llegado donde estoy gracias a todos aquellos que han estado presentes en mi vida, digamos que pasa en cierta manera como con los procesos de regulación génica. Para que algunos genes se transcriban necesitan de muchos factores de transcripción, algunos de ellos tienen una función más elemental que otros, pero todos en conjunto son los que permiten la expresión del gen.

Lo mismo me ocurre a mí, mis padres han sido mi apoyo fundamental, desde que nací y día tras día me han dado apoyo moral, económico y sobre todo cariño que me ha permitido superar todas las piedras y baches a lo largo de este camino. La familia y los amigos de la infancia como Iván, Jonatan, Pablo… (y muchos más que siento dejarme en el tintero) han sido esenciales, y con ellos he aprendido cosas como lealtad, sinceridad, camaradería…sentimientos fundamentales que a mí, y a cualquier persona, le permiten en un futuro poder trabajar en equipo y tener una buena relación con los compañeros de trabajo.

El colegio/instituto/universidad tiene también un papel muy importante, y desde la infancia hay profesores que te animan a continuar, siempre recuerdo con cariño el interés que mostraban por sus alumnos profesores como Don Salvador o Teresa, u otros del instituto como Emiliano, Soro, Miquel, Fani, Mº Ángeles… algunos de ellos estarán leyendo estas líneas, otros desgraciadamente nos dejaron hace poco pero siempre estarán ahí.

Algunos han sido profesores, pero sobre todo amigos, como por ejemplo Jose, quien me descubrió que sus bichejos eran tan interesantes como mis moléculas, y que supongo que esté donde esté estará orgulloso de mí y al mismo tiempo satirizando todos mis percances con ese humor mordaz que tanto lo caracterizaba. Con la entrada en la universidad he tenido la oportunidad de conocer mis grandes modelos a seguir, profesores como Carmen y Carlos que hicieron que me gustase tanto la bioquímica y la biología molecular que a día de hoy estoy a punto de dedicarme a ella, u otros, como Jose Manuel que me han enseñado que la asignatura más dura, o más aburrida puede ser entretenida y fácil si quien la explica pone toda su vida en ello o Juli que clase tras clase nos fascina con lecciones de metabolismo y evolución. Tampoco puedo olvidar la gente de los laboratorios con los que he colaborado, y sobre todo la gente con la que estoy ahora tan a gusto, con jefes como Julio, Julia y Lucas… que además de guiarme con los experimentos han sido también capaces de guiarme en momentos complicados.

Pero sin duda mi gran apoyo durante estos cinco años ha sido mi compañera de viaje en todos los sentidos (incluso colaborando en este blog), el apoyo ha sido mutuo, sin lugar a duda, y gracias a ella he sido capaz de seguir adelante en los momentos difíciles de la carrera…por mala que fuese la situación, por enfadado que pudiese estar, en pocos segundos ha sido capaz de arrancarme una sonrisa de la cara y cambiar el color con el que veía las cosas…

Todos, absolutamente todos (incluidos los que no aparecen en estas líneas), son responsables de llegar donde he llegado hasta el momento y seguirán siendo responsables en el futuro…
Algunos me preguntan qué tal se siente un licenciado… Y yo diré que me siento igual que cualquier otra persona que esté orgulloso de su trabajo. Una de las cosas que me han quedado claras durante tantos años delante de los libros es que nadie es mejor que otro por terminar una carrera, un master, un doctorado…para mí el valor está en que una persona haga lo que realmente le guste o  que al menos se sienta a gusto…si eres capaz de conseguir eso ya puedes estar muy orgulloso, ya seas agricultor, funcionario, asistenta, profesor... recordad que al fin y al cabo se trabaja para vivir, no se vive para trabajar.

7 comentarios :

A.J.I.F. dijo...

Felicitaciones licenciado!!! Me gusta mucho tu blog y cada tanto leo tus notas. Me gusta mucho tu entusiasmo por la biología y tu empeño por divulgarlas y hacerlas divertidas. Te cuento que soy Argentina, Dra en biología. Formo parte de un grupo interesado en mejorar la calidad de los doctorados. Nuestro blog es: http://ajifmdq.blogspot.com/
Saludos
Natalia

Manuel Sánchez dijo...

Felicitaciones por terminar

Supongo que ahora irás a por el doctorado. ¡Ánimo!

Eduardo Ramírez dijo...

Ante todo quiero felicitarte por conseguir tu licenciatura, pero no comparto tu visión tan optimista de la vida profesional. ¿Qué les decimos a los miles de licenciados, con másteres y doctorados a sus espaldas, y que están en el paro? ¿o con condiciones laborales muy por debajo de su formación?. Estos, al menos, son afortunados de llevar un sueldo, aunque sea mísero, a sus hogares. Todos ellos también terminaron sus carreras y doctorados y tenían sus ilusiones y,ahora, a la cola del paro que para eso han estudiado ¡qué tristeza de país! En fin, lo que quiero decir es que no todo es de color de rosa y que los políticos se están riendo de nosotros en la cara. Te deseo mucha suerte en tu futuro profesional y que no pises mucho las instalaciones del inem.

David Talens Perales dijo...

Hola Eduardo! Bueno, realmente la situación es muy difícil en España en estos momentos...pero no sólo para la gente con estudios, para todos en general...no soy muy optimista, quiero decir, la idea de la entrada era algo simbólico para dar las gracias a todos aquellos que han estado presentes en las diferentes etapas de mi vida y tal...pero soy más que consciente de la difícil situación a la hora de encontrar empleo...y lo he visto con mis propios ojos con la reducción de el número de becas...

Samuel Alvarez dijo...

Enhorabuena David. Desde Zaragoza te deseo lo mejor de parte de una persona que tuvo el gusto de conocerte en el Congreso de Córdoba. Eres una excelente persona y un excelente estudiante.
Mucho ánimo y suerte en adelante. Te la mereces.

Samuel

David Talens Perales dijo...

Hola Samuel! Muchas gracias! Lo mismo te deseo a tí, mucha suerte :) y gracias por pasarte por el blog!

JoseLuis dijo...

Espectacular Blog, chavalote. Felicidades!! Y sobre todo GRACIAS.
Al margen de la calidad científica, que no soy quien para valorar, es de agradecer tu optimismo y satisfacción en estos tiempos que corren.
Estimulado por este post, he decidido emular tu conducta y hacer explícita mi felicitación y agradecimiento.
Que tu fortaleza se prolongue en tu vida para satisfacción propia y de los ajenos que te encuentren.