Buscar este blog

Cargando...

miércoles, 23 de julio de 2014

Y al tercer día se infectó

Curioso título para una entrada que desvela una noticia que está apareciendo en los últimos días en los medios de comunicación y que, de ser aplicable a humanos, abre las puertas a entender un poco más como funciona el virus del SIDA.


El virus del sida pertenece a la familia de los retrovirus y tiene la capacidad de copiar el ARN de su material genético a ADN, y lo más importante de todo, integrarse en el genoma de las células infectadas. Con lo cual, durante este estado, el individuo es portador pero puede no padecer los síntomas de la enfermedad.

Esto ocurre cuando el virus alcanza sus células reservorio, que son los linfocitos T de nuestro sistema inmune, usando su maquinaria celular para replicarse.

Pues bien, científicos del Beth Israel Deaconess Medical Center de Boston han determinado que el VIS (análogo del VIH en simios) tarda tres días en llegar a estos reservorios. Evidentemente estamos hablando de otro virus diferente (primo hermano o más bien hermano) y que no tiene por qué comportarse de la misma manera que el VIH. Sin embargo es el modelo que actualmente poseen los científicos para trabajar de manera segura en nuevas soluciones para combatirlo. Esos tres días posteriores al contacto con el virus parecen claves para evitar que un paciente se convierta definitivamente en portador para toda la vida, por eso los científicos proponen medidas de profilaxis pre y post exposición al virus, además de otras medidas ya conocidas como son los preservativos. 

Esto, según ellos, podría tomar sentido en aquellas parejas en las que uno de los miembros esté afectado por el SIDA, ya que las posibilidades de contagio se multiplican en el día a día y no sólo hablamos de las relaciones sexuales. En estos casos el tratamiento con medicamentos, sobre todo después de una posible exposición, tendría mucho sentido. Sin embargo hay ciertas reticencias de que la sociedad interprete esto como que es mejor unas pastillas que un preservativo.


¿¿Que opinamos desde Biogenmol?? Pues que estas pastillas son medicamentos, y como tales tienen una gran cantidad de efectos secundarios que no se nos explican en la noticia que esta circulando por la red. Los retrovirales deben tomarse como parte de un tratamiento de una enfermedad y no como profilácticos, al menos preexposición, y más teniendo en cuenta que existen otras medidas de precaución. Esperemos que la Conferencia de Melbourne, que dura hasta el 25 de Julio desvele nuevos datos de la enfermedad que permitan ir hacia medidas profilácticas menos agresivas, como por ejemplo una posible vacuna que evitase la infección al 100% y pudiese, en un futuro, erradicar la enfermedad.

                              

2 comentarios :

Munani dijo...

Mmmm pero también es un problema porque algunos te indican esperar el período ventana (6 semanas) para recién hacerte la prueba de Elisa, cuando el virus ya está bien instalado en el cuerpo. ¿No se pueden usar otras técnicas serológicas para detectar antígenos de VIH y no anticuerpos a modo de detectar la presencia del virus antes de esos 3 días que mencionas?

David Talens dijo...

Pues ahí si que me pillas...porque claro, la infección se produce con sólo un virus que llegue a infectar...y tal vez esa cantidad sea imperceptible y no haya ningún método hasta que el cuerpo haya generado anticuerpos...y normalmente eso ya es demasiado tarde...la verdad es que se debe actuar a ciegas según este método...Gracias por comentar!