Buscar este blog

Cargando...

sábado, 5 de diciembre de 2009

Colesterol e isoflavonas

¿Quien no ha visto en la tele el anuncio del dichoso  Danacol? Y quien dice Danacol dice otros derivados lácteos de este estilo. ¿Qué es lo que tienen? ¿Cómo funcionan? ¿Es cierto todo lo que cuentan de ellos?

En principio deberíamos introducir un poco esa fantasmagórica palabra que algunos oyen por la boca de un médico y creen que van a morir: EL COLESTEROL.

Para empezar el colesterol es una molécula como cualquier ácido graso, proteína, glúcido o nucleótido, es decir forma parte de las biomoléculas que constituyen los seres vivos. Más concretamente los esteres de colesterol forman parte de las bicapas lipídicas y regulan su fluidez, pero además el colesterol es una molécula precursora de otras muchas otras y que son esenciales para determinadas funciones biológicas, como por ejemplo la reproducción ya que el colesterol es un precursor de algunas hormonas reproductivas. Sin él tampoco podríamos comer nada que contuviese grasas de tipo animal (olvidaros del cochinillo de Navidad y demás productos cárnicos) ya que las sales biliares producidas por el hígado, y secretadas durante la digestión, son las encargadas de emulsionar las grasas durante la digestión para facilitar el acceso a las lipasas y poder así convertirlas en monómeros que puedan ser absorbidos por las células de la mucosa intestinal, por tanto de entrada el colesterol no es nada negativo, si no natural.

¿Pero entonces porque tanta preocupación?

El colesterol que realmente preocupa es el que viaja en sangre. Como todos sabéis las grasas son hidrofóbicas mientras que la sangre es hidrofílica, y para Untitled ser transportadas a los principales centros metabólicos (hígado y tejido adiposo) y el resto de tejidos periféricos deben viajar a través de ésta. Para poder hacerlo se agrupan en apolipoproteinas, que son pequeñas vesículas lipídicas que contienen los triglicéridos en su interior (también el colesterol) y que van acompañadas de proteínas que participan en el reconocimiento de estas vesículas por parte de los tejidos encargados de metabolizarlas o por otros enzimas que las van a modificar.



Estas lipoproteínas son de diversos tipos, pero voy a centrarme en las que se conocen como “colesterol malo”, que son las LDL. Estas LDL contienen una proporción de colesterol mayor que las demás y son las causantes de la tan temida arteriosclerosis. Estas LDL si son muy abundantes en sangre (colesterol elevado) tienen un mayor riesgo de ser modificadas, por glicosilaciones inespecíficas o por oxidaciones causadas por radicales libres…todos estos factores van a dar lugar a una LDL irreconocible por las células encargadas de absorberlo, de manera que circulará sin destino alguno por el torrente sanguíneo.

En ocasiones nuestro sistema vascular tiene pequeñas fisuras, son zonas generalmente inflamadas donde las células inmunitarias son abundantes. Si algunas de estas LDL se infiltran en las heridas de los vasos activarán la respuesta inmune ya que al estar modificadas las proteínas no las reconocen como propias, causando la fagocitosis de las LDL por los macrófagos. Cuando esto se repite a causa del elevado contenido de LDL en sangre los macrófagos van endocitando LDL pero llega un momento en que no pueden endocitar más y mueren, estos intentan ser fagocitados por otros…y así sucesivamente transformándose en una especie de células espumosas y pegajosas que se van acumulando por debajo de la capa endotelial del vaso y aumentando el volumen de la zona, hasta el punto que se compromete el flujo sanguíneo. Estas estructuras son las llamadas placas de ateroma. Estas placas de ateroma se pueden desprender y obstruir vasos importantes, produciendo entre otras muchas patologías el infarto.
cirugia-sistema-circulatorio-arteria-grasa-obesidad-secuelas
Ahora sí que estamos en condiciones de entender como pueden actuar las isoflavonas frente al colesterol y cuál es el origen de estas moléculas.

Estas moléculas son ésteres de origen vegetal, su estructura básica comprende dos anillos de benceno unidas a un anillo de pirona. Según los radicales sustituyentes encontramos diversos tipos:

image

Estas moléculas parecen tener un efecto positivo a la hora de reducir el colesterol en sangre, y más concreto el LDL colesterol, y en ello se basan los productos como el Danacol y sus parientes. No obstante no debemos olvidar que se fundamentan en esteroles de origen vegetal y que por tanto podemos encontrar dichas sustancias en ciertos vegetales.

Se analizado el contenido de isoflavonas en diferentes vegetales y se ha visto que los niveles más altos de estas moléculas se detectan en las semillas de soja, su contenido es hasta 3 órdenes de magnitud mayor que el resto de vegetales en los cuales los niveles de daidzeina y genisteina (isoflavonas) son del orden de microgramos por gramo de vegetal:

image
Por tanto la soja es una fuente importante de estas isoflavonas, y la verdad es que si buscamos los niveles de prevalencia de las hipercolesterolemias en el continente asiático son mucho más bajas que en el continente europeo…ellos son ávidos consumidores de soja, así que algún efecto positivo debe tener (y tiene).

En primer lugar se ha visto in vitro, pero también in-vivo que las isoflavonas tienen un importante efecto antioxidante. Este hecho de entrada ya repercute en los niveles de colesterol, porque al tener efectos antioxidantes el número de radicales libres que puedan oxidar a las proteínas de las LDL y modificarlas será menor y por tanto tendrá menos problemas para reconocerlas y ser reabsorbidas de forma normal. 

También se ha visto que reducen los niveles de endotelina, esta proteína tiene un importante papel a la hora de formar la placa de ateroma agregando neutrófilos, su transcripción está regulada por peróxido de hidrógeno y las isoflavonas reducen sus niveles, reduciendo también los de endotelina y produciendo a su vez vasodilatación y por tanto reducción de la tensión arterial. Además incrementa la síntesis del receptor de las LDL facilitando su absorción y incrementa la secreción de sales biliares (derivadas del colesterol) y reduce su absorción a nivel intestinal reduciendo aún más los niveles. Aquí tenéis algunos de los efectos de las isoflavonas:

image

Como podéis ver parece que no nos mienten del todo con la publicidad de estos productos, pero con esto no os estoy diciendo ni mucho menos que os matéis a tomar Danacol, en absoluto. Tened en cuenta que la base de su funcionamiento la podéis encontrar en los vegetales y más concretamente en la soja, por tanto antes de poner remedios artificiales contra los niveles de colesterol es mejor llevar una dieta sana y consumir de vez en cuando alimentos con soja para facilitar la regulación de sus niveles (siempre y cuando sea necesario). 



Rimbach, Gerald, Boesch-Saadatmandi, Christine, Frank, Jan, Fuchs, Dagmar, Wenzel, Uwe, Daniel, Hannelore, Hall, Wendy L., and Weinberg, Peter D., 2008. Dietary isoflavones in the prevention of cardiovascular disease - A molecular perspective. 46: 1308 - 1319

Podcast:

3 comentarios :

Anónimo dijo...

Hola David. Em pareixen molt interessants tots els articles que publiques. Sempre dones una explicació argumentada i raonada dels temes que tractes, sempre basat en la ciència; m'agrada. I llisc entre línies que eres un gran estudiós de la biologia, que te l'estimes moltíssim i que gaudixes aprenent. Transmets seguretat d'allò que escrius, i també vols que els que et llegim aprengam a estimar eixa ciència de la vida. Felicitats.

Respecte al colesterol LDL, comentar que el seu nivell en sang pot disminuïr també de forma natural amb l'exercici físic, i que és fonamental mantindre una dieta saludable per a controlar-lo de manera natural. La majoria de productes que intenten vendre'ns, com l'Actimel per exemple són un enganya-bobos. Este en concret, crea certa addicció, i quan deixem de prendre'l fa que el sistema immunològic disminuïsca. Però, per contra, ens el venen com a reforçant de les defenses.
És millor posar remeis naturals, que no confiar en la publicitat, perquè en la majoria dels casos eixirem perdent (en salut i en diners). No ve al cas, però està relacionat. Trobe que és més saludable menjar peix (que conté Omega3 entre altres proteïnes i vitamines), que no beure llet amb Omega3. Simplement eixirà més rentable i serà més natural.

Si es pot posar remei natural, posem-lo. Eixirem guanyant.
Salut.

David Talens Perales dijo...

Moltes gracies pel teu comentari...son molts els que em lligen però per desgracia hi ha molt pocs que comenten.

Carolina dijo...

Hola!

Me parece que explicas el tema de una manera que hace que parezca muy sencillo.

Estoy haciendo mi tesis sobre el tratamiento nutricio de la arteroesclerosis con isoflavonas, me podrias recomendar algunas lecturas?

De ante mano gracias.