Buscar este blog

Cargando...

viernes, 4 de noviembre de 2011

Los apéndices de los artrópodos

 

clip_image002En un post pasado, vimos los diferentes tipos de aparatos bucales que podemos encontrar en los hexápodos según las adaptaciones a su tipo de alimentación. Pero como las adaptaciones no terminan aquí nos quedaría analizar los tipos de antenas y de alas, los tipos de ojos y los tipos de apéndices. Hoy veremos los modelos básicos de apéndices de acuerdo con sus funciones, seguro que habréis visto la mayoría de “patas” que os presentaré, pero quizás nunca os hayáis parado a pensar la diversidad que podemos encontrar. Mientras le das a seguir leyendo ve pensando en las patas de los bichejos que conoces (mantis, escarabajos, saltamontes, mariquitas...)

En origen, los apéndices, estarían formados básicamente por tres partes que reciben el mismo nombre que en los humanos: fémur, tibia y tarso. Estas partes se modificarán según las funciones que acaben por desempeñar. Así pues, podemos clasificar los apéndices de acuerdo son las modificaciones funcionales que estos hayan sufrido, de este modo en la naturaleza encontramos apéndices bucales, táctiles, locomotores, saltadores, excavadores, reproductores etc.

clip_image003

Los apéndices bucales y los prensores se relacionan con la alimentación, es por ello por lo que suelen estar en la cabeza, aunque siempre encontraremos excepciones. Son apéndices bucales mandíbulas, maxilas, quelíceros, labio etc. en insectos, la evolución de estos apéndices bucales ha sufrido importantes transformaciones hasta llegar a formar los distintos modelos de aparatos bucales vistos en este otro post (http://biogenmol.blogspot.com/2011/02/aparatos-bucales-de-insectos.html). En algunos casos, los apéndices prensores pueden intervenir también en el desplazamiento, como ocurre en las orugas, en las cuales estos desaparecen con la metamorfosis.

clip_image005

Los apéndices táctiles y sensoriales se corresponden fundamentalmente con las antenas o en algunos casos, como en los arácnidos estos se presentan en el primer par de patas que suele tener también forma de antenas (estos los veremos en un futuro post).

clip_image007Los apéndices locomotores son aquellos destinados al desplazamiento en el medio, tanto terrestre como acuático (no olvidemos que hay insectos acuáticos). Son los que permiten por tanto, caminar, correr, saltar, trepar y nadar. En la mayoría de los casos los apéndices locomotores que permiten caminar o correr son dos pares de patas ya que el tercero se destina a otros menesteres, pero en el caso de los miriápodos podríamos hablar de más de cien pares de patas marchadoras (imaginaos la coordinación que tendrán, para no tropezar unas con otras).

 

Los destinados a la natación, habitualmente son más anchos y laminados. Encontramos estos apéndices en los crustáceos, donde algunas especies tienen todos sus apéndices modificados para la natación además de otras formaciones clip_image009complementarias como la furca en los copépodos. Los insectos acuáticos como heterópteros, o coleópteros utilizan pelos hidrófobos para facilitar la natación, empleando también el último par de patas o bien otras estructuras especializadas. Un ejemplo que describimos en una ocasión fue el de los notonéctidos.

 

A partir de la modificación de apéndices locomotores y bucales aparecen los apéndices excavadores y minadores, empleados por algunas especies para excavar galerías y fabricar tubos donde esconderse o por los que atravesar para colonizar nuevos espacios. Especialista en ello son los Gryllotalpidae, unos insectos cuyo primer par de patas se ha modificado totalmente para ayudarles en la tarea excavadora, encontramos estas modificaciones también en los escarabajos.

clip_image011

Los apéndices saltadores que suelen estar presentes en el último par de patas, como es el caso de los saltamontes o también de arácnidos y colémbolos. Estos últimos, poseen la denominada furca en la parte posterior del cuerpo, la cual les permite salir disparados ante una amenaza.

Por último, tendríamos los destinados a la reproducción, estando presente en el final del cuerpo. Los apéndices de puesta son estiletes que permiten introducir los huevos en determinadas estructuras. En otros casos, los estiletes pueden permitir guardar la puesta protegiéndola y formando cámaras incubadoras como en los insectos acuáticos.

En esta imagen tenéis un pequeño resumen de algunos tipos de apéndices.

clip_image013

Finalmente, y si queréis poner a prueba vuestros conocimientos sobre los tipos de apéndices, aquí tenéis un juego muy sencillo para reconocer algunos de los tipos que hemos descrito anteriormente.

http://www.purposegames.com/game/insect-legs-quiz

No hay comentarios :