Buscar este blog

Cargando...

viernes, 27 de julio de 2012

La historia y la biología una vez más de la mano…

Que la biología y la historia van de la mano no es de extrañar. La propia biología evolutiva al fin y al cabo podría decirse que se encarga de la historia en el campo de la biología. Cada vez es más común ver como hay cameos por parte de la biología en relatos históricos, sobre todo en los últimos años donde la genética y la medicina forense han servido para esclarecer algunos de los misterios todavía por resolver, como es el caso del titular de hace un año en el ABC: El 70% de los españoles son parientes de Tutankamón. Evidentemente esto hay que cogerlo con muchas pinzas y analizar bien la noticia. Lo que os traigo hoy me pilla, al menos a mí, un poco más de cerca y va sobre la repoblación de los caballeros catalanes y la reconquista por Jaime I en tierras Valencianas. ¿No os interesa saber un poco más?

El proyecto titulado “Projecte Cognoms Catalans” (Proyecto Apellidos Catalanes) está siendo llevado a cabo por investigadores de la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona.

Para los que no conozcáis la historia de mi zona, casi todos los autóctonos valencianos tenemos antepasados catalanes que vinieron como repobladores a nuestras tierras tras la reconquista por Jaime I durante el siglo XIII.

Todo esto está claramente documentado, según el profesor Enric Guinot (catedrático de Historia Medieval), ya que el proceso de repoblación se recoge en los archivos y no es demasiado difícil hacer un seguimiento de los distintos apellidos. Sin embargo, este estudio podría dar luz a pequeños vacíos existentes en estos linajes. Puede servir para detectar algunas de las irregularidades que no aparecen escritas y que podrían ser violaciones, adopciones o cambios de apellido por algún musulmán renegando de su fe.

En este caso, y como ya os explicamos en el programa 6 de Ciencia en estéreo, el cromosoma Y tiene la clave para desvelar estas relaciones entre los distintos linajes, ya que siempre se transmite de padres a hijos (si es que es cierto que son hijos) y no es difícil seguirle la pista.

A mí al menos me parece un estudio curioso, y que supongo que acabará dando pie a muchos otros…el DNA es un archivo histórico que pasa de padres a hijos, con cambios que suelen estar acotados, y por eso es relativamente fácil deshacer el camino y ver que cosas han podido pasar en él.

Os dejo un link con la noticia: http://cognoms.upf.edu/el-projecte/

P.D: si sois de la zona podéis participar en el proyecto en el propio link.

La condición para participar es ser varón y tener alguno de estos apellidos: http://cognoms.upf.edu/llista-dels-cognoms/

1 comentario :

Anónimo dijo...

El resultado del Projecte Cognoms Catalans no ha dado los resultados esperados, ya que que las conclusiones obtenidas tras el análisis estadístico no coinciden con la "historiografía".

Francesc Calafell, investigador del Institut de Biologia Evolutiva de la Pompeu Fabra resume la investigación (a estas fecha ya concluida) diciendo:“No encontramos vínculos genéticos entre Cataluña y el País Valencià".
Incluso señala el mayor parentesco genético de vascos y gallegos con los valencianos, bastante por encima del que existe con los catalanes.

La explicación es una historiografía manipulada reiteradamente. Durante siglos, las sucesivas cortes del Reino de Valencia aprobaban la "repoblación" de tal y tal pueblo o comarca, pero los historiadores no se han tomado todavía la moletia de distinguir entre "decretos de repoblación y "repoblación", que son cosas muy diferentes. Los decretos de repoblación obedecían al intento de imponer la religión y modo de vida católico en una región de costumbres y religión ajenas al catolicismo. La conversión llevó siglos y pese a aplicarse todos los medios posibles solo se pudo acabar con la huella musulmana por medido de la expulsión. En 16oo, más de la tercera parte de los valencianos seguían profesando formalmente el Islam y los conversos lo eran solo muy superficialmente. Eso sería más que suficiente para entender que los decretos de repoblación no se llevaron a cabo. Valga el símil del derecho a la vivienda consagrado en la constitución y planificado/legislado una y mil veces durante los últimos 40 años. Pues eso, Srs historiadores, que una cosa es predicar y otra dar trigo.

Sin acritud hacia el catolicismo que trajeron los conquistadores, otro problema adicional es la leyenda, que otro nombre no merece, de que la población valenciana hablaba el árabe. Esto lo mantienen todos los que opinan de éste tema, valga el ejemplo de los valencianistas, que mantienen que los cristianos en territorio musulmán, los llamados "mozarabes" mantuvieron la lengua romance autóctona. Pues no, ni los cristianos ni los musulmanes de Valencia hablaban el árabe en la vida cotidiana, hablaban un latin romanceado y solo los eruditos y los ulemas aprendían el árabe, que era la lengua culta de la época como hoy lo es el inglés. Por ese motivo los textos valencianos anteriores a la conquista católica se escribieron en árabe, pero de este hecho no se puede deducir que la población lo hablaba. Sería como decir que puesto que las investigaciones notables que se realizan en la Comunidad Valenciana se escriben en inglés, los valencianos hablan inglés. en fin, "historiografía" de muy manipulado nivel. Es necesario recordar que en Irán, a 50 kms de distancia de la Península Arabiga, 1300 años de Islam no han sido suficientes para que la población persa abandone el farsi por el idioma árabe. Incluso existen documentos de viajeros que dan noticia de que en fechas tan tardías como el siglo XII, en los puertos de Argelia se segúia hablando latín (romanceado, por supuesto).
Estos son lo hechos y el proyecto "cognoms valencians" lo que ha hecho es poner científicamente de relieve y negro sobre blanco algo que personalmente, por sentido común, ya imaginaba hace muchos años, que las poblaciones humanas no huyen ni emigran en masa aacilmente y mucho menos antes de inventarse el avión y el barco a vapor, diga lo que diga la propaganda.