Si quieres ver el blog de otra manera entra aquí...

Podréis ver el blog de otra manera si accedéis a este link: http://biogenmol.blogspot.com/view/mosaic

Buscar este blog

Cargando...

jueves, 25 de febrero de 2010

La higuera y su característica forma de polinización

clip_image002

El mundo vegetal esconde a menudo curiosidades de lo más variopintas. Una de las cosas que siempre me ha maravillado son las formas de polinización que podemos encontrar, entre ellas aquellas que implican otros organismos como pájaros, murciélagos o la típica que todos conocemos de insectos.

Hoy me centraré en un ejemplo curioso, la polinización de la conocida como higuera o Ficus carica, aunque puede darse también en otros ejemplares del género Ficus.

Paralelamente al desarrollo del ciclo vital de esta planta, se desarrolla el ciclo de su polinizador, una avispa de pequeño tamaño del género Blastophaga. Aunque hay higueras que son partenogenéticas y dan frutos sin necesidad de polinización, en otros casos, la presencia de esta avispa es de vital importancia para la salida de los frutos.


clip_image004

Ficus carica, presenta sólo flores femeninas con el estilo largo (longistilas), de modo que para que se lleve a cabo la polinización tiene que darse la polinización cruzada con otra higuera silvestre que tenga flores masculinas y femeninas, ambas fértiles.

Las avispas hembras, entrarán en las inflorescencias para depositar los huevos, de manera que al llegar al interior puede encontrarse con que haya flores con el estilo largo o flores con el estilo corto (en donde las avispas ponen sus huevos ya que su ovopositor únicamente les permite ponerlos en estas flores). Una vez depositados los huevos, los machos serán los primeros en emerger e intentar excavar un túnel de salida.

A continuación saldrán las hembras a la vez que las flores masculinas maduran, se produce la fecundación de las avispas y las hembras fecundadas salen cargadas de polen para ir a otra higuera en la que si no hay flores longistilas no podrá depositar los huevos, pero sí polinizar.

Este es un ejemplo más de la complejidad de las relaciones que pueden existir en la naturaleza, en la que dos especies que vienen de reinos diferentes, confluyen en un mismo punto, tras una relación de seguramente millones de años, para llevar a cabo su reproducción y asegurar la perpetuidad de su especie.

1 comentario:

Roberto Chavarro Chávarro dijo...

Con todo respeto me permito decir que creo encontrar una contradicción cuando dice que las avispas solo pueden depositar sus huevos en las flores de estilo corto, lo cual es cierto, pero a continuación afirma que si la avispa, cargada de polen, entra a otra higuera en la que si no hay flores longistilas, (de estilo largo), no podrá depositarlos huevos pero sí polinizar.

Pienso que debiera decir, "si no hay flores de estilo corto, no podrá depositar sus huevos pero sí polinizar".