sábado, 14 de mayo de 2011

De flor en flor…

funesta1Con los primeros calores, muchos insectos salen de sus escondites ansiosos por pasear y curiosear, haciendo todo lo que las bajas temperaturas del invierno no les ha permitido. Aprovechando las imágenes que David hizo el fin de semana pasado sobre este simpático escarabajo, con la excusa de explicaros qué hacía ese ejemplar allí dentro, os presento la especie, considerada plaga en algunas zonas por los daños que ocasiona. ¿Lo conocéis?

Con una curiosa y peluda armadura de color oscuro-cobrizo iridiscente y con alguna mancha blanca más o menos irregular, encontrareis de flor en flor al conocido vulgarmente como escarabajo del sudario o Oxythyrea funesta, en honor a su coloración oscura. Se trata de un coleóptero perteneciente a la familia Scarabeidae y muy común en la Península Ibérica, aunque también presente en el centro de Europa, Asia y Oriente Medio. Su tamaño oscila entre 1-1,5 centímetros y es característico el sonido que hace al sobrevolar las flores, ya que imita bastante bien a las abejas.

Su dieta es fitófaga y se trata de un escarabajo florícola, sin embargo, es más nocivo de lo que parece,funesta2 ya que no suele visitar las flores por visitarlas, sino que se alimenta de polen, néctar, pétalos e incluso de las yemas florales, ejerciendo un gran daño, sobre todo si ataca a yemas de frutales o a ornamentales. No es nada gourmet, le gusta probarlo todo, pero parece que las rosáceas y las cistáceas están entre sus preferidas. Además, su acción no es devastadora, pues no acaba con ninguna yema ni con ninguna flor y no quedando satisfecho pulula de un lado para otro mordisqueando todas las que queden a su alcance. Sus larvas también son peligrosas para las plantas, pero en este caso prefieren las raíces.

Os dejo este video para que lo veáis en plena acción.

 

1 comentario :

Grupo de Biología Alicantina dijo...

Hola genial blog, muy interesante, desde grubial,lo seguiremos con atención.
Saludos, Grubial.