Buscar este blog

Cargando...

jueves, 9 de junio de 2011

Nadadores de espalda

clip_image002¿Conocéis los nadadores de espalda? Son especie acuáticas que podemos encontrar frecuentemente en estanques, lagos, pequeñas balsas de riego… Si no los habéis visto nunca, la próxima vez que veáis aguas estáticas fijaos y veréis como constantemente se sumergen y se dejan flotan hacia la superficie, son organismos muy curiosos.

 

Los nadadores de espalda, que son como se les conoce habitualmente, pertenecen al orden hemíptera (al igual que los chinches) y a la familia de los Notonectidae. En este caso, no me atrevería a aventurar la especie de la fotografía. Partir de una imagen para clasificar un organismo es una tarea arriesgada y más cuando se trata de insectos, los cuales es necesario mirar a la lupa detenidamente para clasificarlos bien. Pero podemos decir que se trata del género Notonecta.

boat1Los notonéctidos, se encuentran distribuidos por toda Europa y Asia y habitan la inmediata parte inferior de la superficie del agua. De aspecto fusiforme, pueden alcanzar los 18-20 mm y lo más destacable de estas especies es su forma de natación, ya que si os fijáis, siempre nadan con las patas hacia arriba, hecho que explica su nombre común. Estos insectos almacenan el aire en los surcos de la cara ventral del abdomen, de este modo salen periódicamente hacia la superficie a coger el oxígeno y ante situaciones de amenaza se sumerge rápidamente.

Son depredadores muy voraces, cuya alimentación se basa en pequeñas criaturillas que capturan en el agua, especialmente, tienen predilección por aquellas presas que dado ante un segundo de torpeza caen accidentalmente al agua. Cualquier movimiento en el agua o vibración, será indicador de presa susceptible de ser comida. En estos casos el nadar de espaldas les permite hábilmente visualizar la presa, atraerla y cazarla. Pero esto no acaba aquí porque si disponen de suficiente alimento, son capaces de salir del agua y volar hacia otro lugar.

boat2Otras peculiaridades son la longitud de sus patas posteriores, ya que estas se han modificado para la natación, ofreciendo una gran destreza para desplazamientos por el agua. También es de destacar su coloración dorsal blanquecina, sirviendo como color de camuflaje, puesto que si tenemos en cuenta que viven del revés, las coloraciones claras vistas desde el fondo del estanque no se distinguirían de la claridad que hay en la superficie del agua. Por el contrario, una forma oscura, haría sombras que llamarían la atención de los predadores. Como veis la naturaleza “piensa” en todo.

De nuevo os recuerdo que si queréis ver las imágenes a tamaño completo tan sólo tenéis que hacer clic y se abrirá una nueva ventana…

No hay comentarios :