Buscar este blog

Cargando...

miércoles, 11 de julio de 2012

¿En qué se parecen una cucaracha y una mantis?

 

manLa idea de este post surge a partir del último “Ciencia en estéreo” que podéis escuchar aquí, en él, os mando el ejercicio de comparar la cabeza de una mantis con la de una cucaracha para entender su parentesco. Quizás con la imagen que os traigo entendáis mejor de qué estoy hablando.

No entraré demasiado en la clasificación de estos dos organismos, porque como sabéis la clasificación entomológica es un universo bastante complejo y en constante modificación, de modo que remarcaremos lo más importante.

clip_image002

Tanto cucarachas como mantis son Hexápodos (tienen 6 patas) y dentro del grupo de los hexápodos pertenecen a la clase de los Insectos y son pterigotos, es decir, alados y además estas alas las pueden plegar sobre el cuerpo, esto sirve también como una característica clasificatoria, ya que hay algunos organismos cuyas alas no se pueden plegar y deben permanecer extendidas cuando se encuentran en reposo, como ocurre con algunos lepidópteros (mariposas).

Tanto cucarachas (pertenecientes al orden Blattodea) como mantis (orden Mantodea), tienen la cabeza triangular, pequeña y con bastante movilidad. Pese a tener alas, no las suelen utilizar para volar, sólo las usan para planear ante una señal de alarma o quizás para extenderlas imponiendo, como en el caso de la mantis.

Pese a tener 6 patas, las mantis suelen llevar a cabo un desplazamiento tetrápodo, ya que las dos primeras patas están modificadas para la intimidación, el ataque y para ayudarse a procesar el alimento, además, suelen ser dicrómicas, es decir, en primavera son de tonalidades verdosas para camuflarse entre las hojas verdes y en otoño marronáceas. Tenéis aquí un post dedicado a ellas http://biogenmol.blogspot.com.es/2011/06/fotonatura-iii-la-mantis.html

Con respecto a las cucarachas, poco que destacar, quizá una de las curiosidades que más os puedan impactar es que para que tenga lugar el apareamiento, tiene que darse previamente la atracción por feromonas y a continuación un reconocimiento antenal. Para la última prueba las hembras tienen que probar las glándulas abdominales masculinas, si finalmente decide que el macho le gusta, habrá cópula, en caso contrario, habrá que buscar un nuevo pretendiente.

Como recomendación os traigo un vídeo de una serie de la que próximamente os hablaré en un post, os dejo el de la mantis.

 

No hay comentarios :