Buscar este blog

Cargando...

viernes, 3 de diciembre de 2010

Una bacteria capaz de sobrevivir en el arsénico, nada más…

Después de masticar un poco más la noticia, la rueda de prensa la vi a medias por problemas técnicos, y a pesar de que la noticia estuvo dos horas antes de dicha rueda de prensa, esperé antes de escribir nada y sacar conclusiones precipitadas. Ahora que tengo el artículo en mis manos estoy apto para poder comentar más o menos lo que tenía que ser ese gran golpe de la astrobiología.
De primeras quiero recomendar la lectura del artículo escrito por Dani Martínez (gran compañero por cierto) sobre lo acontecido ayer en la tarde, en él podréis encontrar comentarios y consideraciones de los invitados a la rueda de prensa, lo podéis leer aquí.
En segundo lugar, y ya con el artículo en las manos, veo que realmente NO hay para tanto. Evidentemente dudaba de todo lo que se había comentado sobre el posible descubrimiento de vida en Titán…pero tenía la ligera esperanza, y no me parecía tan descabellado, encontrar un metabolismo en que el asénico hubiese substituido al fósforo. Teniendo en cuenta que son elementos realmente similares, y contiguos en la tabla periódica. Además el arseniato tiene la misma versatilidad a la hora de formar enlaces que el fosfato…Otra cosa hubiese sido explicar cómo se habría llegado hasta ahí.
No obstante el artículo que ha llegado de las manos de Science es, sin duda, un artículo que hay que coger con pinzas. En parte entiendo la postura de los autores, intentan evitar que nadie les pise algo que podría tener cierto impacto, pero a veces las prisas hacen que se saquen conclusiones precipitadas o no se corroboren bien las cosas y diría que es lo que ha pasado aquí.
Concretamente lo que han hecho ha sido buscar en un lago de California, con concentraciones considerables de arsénico, microorganismos que fuesen capaces de sobrevivir en él sin demasiado problema. La “víctima” es una bacteria bastante común, GFAJ-1, que pertenece a un grupo bastante conocido de proteobacterias, y en este grupo el abanico y las rarezas metabólicas están al orden del día. Después de diversos lavados han eliminado “todo” el fosfato del medio y la han cultivado en ausencia de fosfato y en presencia de arsénico, alcanzando unos niveles de crecimiento del 60% con respecto a cuando crece en presencia de fosfato.
Lo que hace diferente este artículo de los demás que muestran particularidades metabólicas es que los autores han llegado a sugerir que el arsénico sustituye de forma casi completa el fósforo de los componentes celulares, y aquí es donde Science ha sido muy, pero que muy flexible, al no pedir un mayor número de resultados y pruebas empíricas para justificar sus hipótesis, y más cuando los resultados de la espectroscopia de masas no han sido concluyentes.
Como humilde casi biólogo puedo decir que sólo nos queda esperar un tiempo, no alzar las campanas al vuelo, y esperar nuevos resultados o una posible retracción por parte de los autores, el tiempo lo dirá…
Si queréis dar un vistazo al artículo: http://www.sciencemag.org/content/early/2010/12/01/science.1197258.abstract
Por mi parte poco más, una muestra más de la plasticidad y promiscuidad de la bioquímica que ha permitido lidiar con los cambios del entorno durante años de evolución hasta llegar al momento en que nos encontramos ahora. ¿Qué pensáis vosotros de todo esto?

3 comentarios :

Miguel dijo...

Hombre, a mi me parece interesante que una bacteria tolere esos cambios en su estructura básica. Supongo que se podrían crear algún día microorganismos que retiren arsénico de medios contaminados, o algo por el estilo. Eso, y que ya no podemos rechazar planetas con arsénico como candidatos a albergar vida. Creo que es interesante e (no estoy al tanto de las irregularidades) incluso creo que no es exagerado darle cierto bombo. Al fin y al cabo, de ser cierto aparecerá apuntillado como un "sabías que" en todos los libros de microbiología y bioquímica futuros.

Ahora, no se si ha sido culpa de la NASA o de la prensa, creo que la divulgación que han hecho de la noticia ha sido nefasta. Y si encima hay irregularidades... Pero bueno, lo mismo pasó con Doly (no en la NASA, claro) y luego se vio que sí. Como este tipo de cosas en seguida se comprueban por terceros, no tardaremos en saber si de verdad ese bicho mete arsénico para formar puentes arsenodiéster entre sus bases, o genera ATAs en su metabolismo energético, o arsenia sus proteínas para regularlas.

David Talens Perales dijo...

Lo único que hay que hacer es ser cautelosos y esperar...porque tal y como estan las cosas en un par de semanas como mucho seguro que sale otro artículo con nuevos resultados...

Anónimo dijo...

Hombre, el artículo creo que está bien. Logicamente estoy expectante para ver estudios estructurales y de todo tipo.

La repercusión mediática con poca relacion a la realidad