Buscar este blog

Cargando...

jueves, 17 de marzo de 2011

Guías de campo (II)

Como continuación al post anterior en el que os presenté una pequeña guía de moluscos muy sencilla, hoy os traigo otro ejemplo, en este caso se trata de una guía de campo que abarca la flora y fauna europea más destacable. Además discutiremos la idoneidad de una guía según nuestras necesidades.

clip_image002

A la hora de comprar una guía de campo, tenemos que tener en cuenta para qué la vamos a usar. Si pretendemos hacer un herbario y clasificar 100 especies de plantas propias de un territorio y de porte herbáceo, una guía de este estilo poco nos va a servir, porque la ventaja de tener recogidas en unas 500 páginas multitud de especies, hace que su diversidad de filos empobrezca la especificidad de familias, llegando a abarcar sólo las especies más importantes o abundantes de cada grupo.

Si consultásemos a un taxónomo probablemente diría que no es correcto clasificar las especies a simple vista y sin una guía que vaya detallando la morfología, desde lo más general hasta lo particular que nos llevará a pequeñas diferencias a nivel de especie. En algunos casos, como en los dípteros, es necesario analizar la genitalia para poder clasificar el organismo correctamente y en los lepidópteros, los cuales parecen sencillos por sus formas y colores, la venación alar resulta muy importante.

Dicho esto y teniendo en cuenta el objetivo del trabajo, podemos optar por invertir un poco de dinero en una buena clave de clasificación, ya que si por ejemplo nos gustan los insectos y pretendemos hacer una buena colección, una guía cualquiera poco específica, no va a cubrir nuestras necesidades. Si por el contrario pretendéis curiosear el mundillo de los insectos, conocer peculiaridades y saber a qué grupo pertenecen, una clave más específica en la que se requiera de una lupa binocular para poder reconocer los caracteres identificatorios, es excesiva.

Esta que tenéis en la imagen es como su nombre indica una guía de campo que contiene la descripción de más de 1.000 especies de organismos como hongos, líquenes, musgos, árboles, herbáceas, caracoles, arácnidos, insectos, peces, anfibios, reptiles, aves y mamíferos. En unas 500 páginas tenemos imágenes de las especies y una pequeña descripción de los rasgos más peculiares, detalles de su morfología y algunos datos referidos a la localización. No es una gran guía, pero tampoco es tan sencilla como la que os enseñé de moluscos, en este caso contiene más información. Guías en este estilo las veo recomendables para aquellas personas que no estén muy puestas en la taxonomía, de hecho las especies se clasifican de entrada comparándolas con el dibujo, de ahí que no sea muy específica ya que el proceso consiste en comparar la imagen con el ejemplar a clasificar y leer las dclip_image004descripciones para ver cuál se adaptaría mejor a lo que tenemos, con ello llegaríamos a nivel de familia o incluso especie, posteriormente siempre nos queda internet para hacer más averiguaciones si la curiosidad nos pica. Este ejemplar lo compré el año pasado en la librería Casa del Libro y su precio fue de 14,94 euros.

No hay comentarios :