Buscar este blog

Cargando...

viernes, 28 de octubre de 2011

Sobrepasando los límites de la naturaleza

 

Aprovechando que la semana pasada tuve la oportunidad de asistir a un seminario internacional llamado Ciencia, Participación y Sostenibilidad, me imagegustaría compartir con vosotros algunas de las cuestiones más importantes que se abordaron acerca de los límites de la naturaleza y la respuesta ciudadana, para que vosotros podáis también opinar sobre el tema en cuestión, ya que al fin y al cabo, todo lo relacionado con el medio ambiente nos afecta en última instancia a todos.

 

Desde el punto de vista de la sociología, se llama transición ecológica al conjunto de cambios sociales y económicos encaminados a la reducción de la degradación ambiental de la civilización. De acuerdo con esta definición, en pleno período de transición ecológica. Hemos pasado con creces la época en la que descubrimos la naturaleza, aprendimos a sobrevivir gracias a todo lo que conseguíamos de ella y nuestra habilidad pensante nos ha llevado hasta un uso abusivo, tanto que si no paramos y cambiamos de estrategia, con el ritmo de explotación tan desmedido que llevamos no vamos bien, porque la naturaleza también tiene su capacidad de carga y la hemos sobrepasado.

Nos encontramos pues ante una situación crítica, en la que dado que hemos rebosado los límites razonables de explotación de la naturaleza, estamos degradando ya las fuentes de vida, comprometiendo por tanto nuestro futuro. La conclusión es sencilla, no podemos seguir por este camino porque es insostenible, el propio medio ambiente podría responder a todos los abusos que llevamos a cabo con catástrofes, o variaciones ambientales que acaben por afectarnos negativamente, fenómeno al que lamentablemente ya estamos asistiendo.

Ver la respuesta ciudadana y lo que la población opina acerca de estos temas, es crucial porque en definitiva somos todos los que tenemos que arreglar la situación e intentar llevar a cabo un desarrollo sostenible, que no es más que aquel desarrollo que satisface las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las futuras generaciones para satisfacer sus propias necesidades. Significaría por tanto un desarrollo solidario y compatible con la conservación del medio ambiente. ¿Pero qué debemos hacer cada uno para llegar a estaimage situación de sostenibilidad?

Cabe destacar que una economía sostenible requiere colaboración ciudadana y para que esta colaboración se lleve a cabo es fundamental la educación, sensibilización y concienciación socioecológica para que la propia transición ecológica se pueda efectuar de la mejor forma. Sería una lástima que cada día la naturaleza nos tuviese que sorprender con pequeñas catástrofes a modo de avisos. Quien dice catástrofes dice problemas como la falta de recursos, agotamiento de combustibles fósiles, alimentos, materiales para la construcción, o el aumento de las temperaturas tanto a nivel local como a escala mundial con todas las repercusiones que conlleve, desaparición de especies y fauna útil, aparición de nuevas enfermedades o agravamiento de las ya existente etc. estos son sólo unos pocos problemas de los que nos podemos encontrar y en realidad no hablamos de futuras generaciones, sino de nuestro mañana más inmediato. Mi principal conclusión de todo esto, es que tal vez, hasta que no veamos el problema como cotidiano, no haremos realmente caso, mientras tanto nos tambaleamos en la cuerda floja del decir ¿será verdad o no será verdad todo lo que puede pasar? o bien estamos en la postura del que venga lo que tenga que venir. ¿Qué opináis vosotros?

2 comentarios :

Anónimo dijo...

Yo también estoy interesado en estos temas, no sé si conoces la "economía ecológica". Es el estudio de la relación que hay entre los beneficios que aporta la naturaleza en un lugar y los que aportan aquellos sistemas por los cuales el ser humano los sustituye (campos, plantaciones, ciudades, zonas industriales etc...). En España destaca José Manuel Naredo. También está el llamado decrecimiento.

Ahora, yo creo que hay una cosa que muy pocos dicen. Es verdad que estamos explotando los recursos del planeta de mala manera, lo que nadie parece preguntarse es por qué, es de aceptación muy común que crecer económicamente, o dicho de otra forma mas eufemística "progresar" o "desarrollarse" significa destruir los recursos o contribuir a que se agoten.

Yo no creo que esto sea así. Pero sí creo que es totalmente necesario para que se mantenga el actual sistema neoliberal capitalista. Este sistema se basa en la COMPETITIVIDAD. Si una empresa no produce más y mejor que los de su mismo sector, se hunde, se va a la bancarrota. Esto parece mitigarse entre grandes multinacionales, pero es muy claro con los pequeños negocios, que nada pueden hacer frente a la competencia. La competencia tiene mejores mecanismos de distribución en masa, tecnologías mucho mejores con lo que consiguen mejores productos con esfuerzo mucho menor. Este fenómeno de centralización económica está en la base del empobrecimiento de la gran mayoría de la población, que no puede competir. Los recursos pasan al control de grandes monopolios. La sobreexplotación no es el único motivo de la pobreza.

Por otro lado, dejar de destruir la naturaleza y colaborar con la misma conlleva disminuir la producción. Diselo a las grandes empresas.

Daniel Gil dijo...

En la web de la Década de la educación por un futuro sostenible (www.oei.es/decada) se aborda la cuestión "¿Qué podemos hacer cada un@ de nosotr@s a hacer frente a la actual situación de emergencia planetaria? Ver:

http://www.oei.es/decada/hacer.php