Buscar este blog

Cargando...

jueves, 1 de septiembre de 2011

¿Yogures que alteran el estado de ánimo?

Que los yogures contienen probióticos que facilitan la digestión y aportan gran riqueza a la microbiota intestinal del ser humano es bien sabido, y si no que se lo digan a Carmen Machi (la protagonista de la serie Aída), sin embargo un artículo publicado recientemente en la revista Nature ha sacado a la luz que algunas de las bacterias presentes en el yogur pueden modificar el estado de ánimo de los ratones, como es el caso de Lactobacillus rhamnosus.

Ya había sido demostrado que los probióticos ayudaban a combatir el estrés y la ansiedad, lo que no estaba claro era qué impacto directo tenía la bacteria sobre el sistema nervioso o si se trataba simplemente de un efecto secundario debido al propio bienestar. Pues bien, el investigador John Cryan y sus colegas han demostrado que esta bacteria influye de forma directa sobre los neurotransmisores del ratón.

Los ratones sanos alimentados con este probiótico se mostraban mucho menos nerviosos y permanecían durante más tiempo en espacios abiertos (indicativo de que no se sienten amenazados y están relajados), además cuando eran obligados a nadar estos últimos eran mucho más propensos a luchar y a salir a flote que los ratones control.

Para confirmar su hipótesis hicieron un análisis químico estudiando las diferencias entre ratas control y ratas alimentadas con el probiótico sometido al estrés. Sorprendentemente la cantidad de corticosterona en sangre (la hormona del estrés) era la mitad que en los ratones control. Además parece ser que la bacteria induce una redistribución de los receptores cerebrales para el neurotransmisor GABA, los mismos que son afectados por los fármacos antiestrés como el valium. Además, curiosamente, cuando los investigadores cortaron el nervio vago que se encarga de conectar los intestinos con el sistema nervioso desaparecen las diferencias, por tanto está claro que es el medio de comunicación entre la bacteria y el cerebro.

El objetivo de estos investigadores es tratar de descubrir si el efecto se repite en personas y ver que efectos tienen otras cepas consideradas probióticas, aunque extrapolar estos resultados a personas cuando hay tantos factores que influyen en nuestro estado de ánimo va a ser complicad, no obstante no deja de ser interesante.

Os dejo un link a la noticia:

 http://www.nature.com/news/2011/110830/full/news.2011.510.html

1 comentario :

Anónimo dijo...

Es una noticia interesante porque nos dice que se nos puede alterar el estado de ánimo por medio de los alimentos, y que por un lado o por otro, todo en el cuerpo humano está interconectado. El caso es que también da un poco de repelús, ya que si pueden cambiar la química del sistema nervioso con los alimentos, no solo será para relajación, también para otras cosas. Y si actúa el nervio vago, pues ya sabemos todo lo que conecta este nervio (pulmones, corazón, digestivo, tronco encefálico etc...). Mencionas la corticosterona, así que también influye en las suprarenales.

De todas formas David, a mí me gustaría poder confirmar que las bacterias pueden llegar a colonizar las tripas (intestinos) a través de alimentos sin formar quistes u otras especializaciones de los patógenos. Pero si los científicos dicen que eso se puede, es que se puede, es así. Mucha modestia en el mundo científico: vamos a probar a ver en humanos si funciona... Que va, seguro que ya saben como alterar nuestro estado de ánimo según los productos que tomamos ! ¿Has pensado que quizás lo que sale en revistas científicas, incluso especializadas, no es más que la punta de un enorme iceberg de investigaciones ?

Si los alimentos afectan directamente al cerebro, no creo que este sea un caso aislado. Es en estas cosas en las que hay que investigar son interesantes. Saludos ! V.